Escudo de Torreón

Escudo de Torreón

viernes, diciembre 19, 2014

Aroma de café




  • Los nublados y fríos relativos de nuestro invierno lagunero, quizá porque me ponen introspectivo, me hacen recordar cosas de mi niñez, cosas cotidianas sin mayor relevancia, pero que sin duda fueron compartidas por muchas personas. Cuando me preparo el café en mi vieja percoladora italiana de dos tazas (de los años novecientos veintes) me vienen muchos recuerdos de la infancia.
  • Recuerdo que en casa, como en muchas otras, se tomaba el café con leche, el mismo que se servía en Torreón desde sus inicios en casas y restaurantes (café au lait). Durante la primera mitad del siglo XX, era muy común mezclar una infusión de café, con leche caliente. Algunos hervían el café, otros lo percolaban. Había variantes entre aquéllas personas de orígenes europeos o turcos, que gustaban del café denso y fuerte. No existían aún los cafés solubles, que surgieron a finales de los treintas y se popularizaron durante la posguerra, como la marca Nescafé.
  • Y para volver al café de grano en Torreón, diré que algunas familias recibían de Veracruz sus mezclas en botes “tamaleros”. Pero la gran mayoría de la población compraba las marcas comerciales existentes en el mercado local, como eran el “Café Colón” y el “Estrella 57” de Sanfelíz Hermanos. Venía el café ya molido  en paquetes de diversas medidas y precios. Me hacía gracia que la envoltura del café Colón, que era roja y representaba una imagen de cuerpo entero del almirante genovés, mostrara una leyenda publicitaria que decía “Café Colón, descubrió el buen gusto de quien lo toma”.
  • En cambio, el café “Estrella 57” (mezcla de “Córdoba” y “Caracolillo”) apareció precisamente en el año de 1957, y según recuerdo, mostraba una estrella de seis puntas con los dígitos sobrepuestos. Muy lejos estaban todavía los tiempos futuros de las cadenas trasnacionales como “Mc Donalds”  o “Starbucks”. En el Torreón de la segunda mitad del siglo XX, había lugares donde se podía tomar muy buen café, como en “Los Globos”, establecimiento del cual se decía que era el lugar ideal para cerrar negocios “de millón para arriba”; estaban también “La Rambla”; el “Apolo Palacio”; “La Copa de Leche” y “La Americana”, entre otros. Y si se buscaba café estilo árabe, estaba “El Cairo”, “Biblos” y algunos otros que se me escapan.

No hay comentarios.: